ESTOY DEPRIMIDO SIN RAZÓN

Sentirse triste sin una razón aparente es completamente normal, y le pasa a mucha más gente de la que creemos.

El no entender  la razón o el motivo de estar triste nos angustia porque los seres humanos además de racionales, somos sobre todo seres emocionales , y necesitamos entender el por qué de nuestros sentimientos, especialmente si estos son negativos y no llegamos a entender bien  las causas.

 

En este artículo vamos a explicarte por qué te sientes triste o deprimido sin razón aparente, y  te vamos a dar las claves para dejar de sentirte así.

CONTENIDO

¿POR QUÉ ESTOY DEPRIMIDO SIN RAZÓN?

 

Las emociones no siempre tienen un por qué claro, y concretamente la tristeza es una emoción que no siempre viene acompañada de una razón concreta.

Hay veces que la tristeza nos asalta por razones muy concisas como la pérdida o enfermedad de un ser querido, el final de una relación, la decepción con un amigo….pero hay otras en las que  cuando nos preguntamos por qué estamos tristes no damos con la causa, y encima nos hace sentir peor porque dentro de nosotros sabemos que no deberíamos estar tristes PERO NO PODEMOS HACER NADA PARA REMEDIARLO.

 

¿Por qué nos ocurre esto?

¿Te has dado cuenta de que hay veces que nos despertamos más bajos de ánimo sin ninguna razón aparente? ¿Por qué hay días que nos levantamos llenos de energía y otros que nos cuesta salir de la cama?

Las razones son dos: psicológicas y fisiológicas:

PSICOLÓGICAS: Por un lado podemos tener frustraciones, pensamientos, o creencias de las que no somos conscientes que nos pueden estar afectando.

FISIOLÓGICAS: Por otro lado tienes que tener en cuenta que somos una farmacia andante. Quizá esto te pueda sorprender, pero no te creerías la cantidad de reacciones químicas que se dan continuamente en nuestro cuerpo, y cómo cada sustancia puede afectar a  nuestro estado de ánimo.

Pero tranquilo, tranquila, como verás más adelante hay técnicas para quitarnos esa tristeza que tanta angustia nos está haciendo pasar.

 

MOTIVOS POR LOS QUE PUEDES ESTAR TRISTE SIN SABERLO

Las causas de la tristeza técnicamente pueden ser externas o internas.

 

EXTERNAS: Las externas son las que identificamos fácilmente y las que relacionamos fácilmente con nuestro estado (pérdida de un ser querido, dolor ante una separación, época del año, etc.)

INTERNAS: Las internas son las que nos cuesta más identificar y las que nos hacen estar deprimidos sin una razón aparente. Son motivos emocionales a los que muchas veces no prestamos suficiente atención, hasta que de repente nos sentimos tristes.

 

Por eso es muy importante dedicar tiempo a pensar en nosotros, y así desarrollar nuestra inteligencia emocional.

Este tipo de causas suelen ser debidas en la mayoría de los casos a sentimientos no gestionados adecuadamente de:

 

 

 

¿TE HAS PLANTEADO ALGUNA VEZ QUE LA TRISTEZA SIRVE PARA ALGO?

Esta pregunta te puede sorprender, pero mira cómo cambia el enfoque si cambiamos la pregunta: ¿Qué tal si en vez de preguntarte por qué te sientes triste, te preguntas para qué sirve la emoción de la tristeza?

 

¿Qué nos indica el que estemos tristes?

Cuando estamos deprimidos sin una razón clara, lo que esa emoción nos está transmitiendo es que probablemente hay algo que no hemos detectado que necesitamos solucionar. Tienes que ver esta sensación como una OPORTUNIDAD para llegar a sentirte mejor de lo que estabas antes. Ya sabes, a veces un paso hacia atrás nos lleva a poder dar dos pasos hacia delante.

 

Quizá tu sensación de tristeza, desmotivación o depresión te esté indicando que:

  • Debes dedicar un tiempo a cuidarte y preocuparte por ti mismo o por ti misma.
  • Necesitas un cambio en tu vida que quizá llevas tiempo queriendo hacer pero no te atreves.
  • Es el momento para dejar ir del todo algún conflicto pasado y empezar a centrarte en tu presente
  • Hay algo de ti que quieres mejorar o cambiar, y por fin te has dado cuenta de ello.

 

 

DIFERENCIAS ENTRE TRISTEZA Y DEPRESIÓN

Lo primero que debes saber es que la tristeza y la depresión no son lo mismo.

Mientras que todo el mundo siente tristeza varias veces en la vida, la depresión es una patología mucho más grave que afortunadamente solo sufre un porcentaje de la población.

 

Una tristeza mal gestionada puede desembocar en una depresión, por lo que es importante que actuemos en  cuanto nos damos cuenta de que nos sentimos así.

 

El origen, la duración y la intensidad de la depresión es muy distinta a la de la sensación de tristeza. De hecho la depresión se considera un trastorno psicológico, mientras que la tristeza es un estado de ánimo puntual, aunque dure más tiempo del que nos gustaría.

 

La depresión es un estadio mucho más grave que puede ir acompañado con pérdida de apetito, muy baja energía, alteraciones en los patrones normales del sueño.

Normalmente se establece una duración de dos semanas a partir de las cuales si continúas teniendo sensación de apatía, tristeza o desesperanza, recomendamos acudir a un profesional para dar con la raíz del problema y evitar que evolucione hacia una patología más grave.

5 CLAVES PARA GESTIONAR TU TRISTEZA

Lo primero que queremos decirte es que no tienes que resignarte a sentirte triste. Respira hondo, la respiración es una herramienta muy beneficiosa. Y sobre todo no te presiones, no tengas prisa porque esa sensación desaparezca.

Vamos a ver formas prácticas que funcionan para que puedas gestionar la tristeza y comenzar a sentirte mejor:

 

1-PENSAMIENTOS Y FISIOLOGÍA: Como ya hemos comentado, muchas veces nuestros sentimientos viven en dados por la combinación de ciertas sustancias químicas naturales en el cuerpo. Todos sabemos que la serotonina, la dopamina, la endorfina o  la oxitocina nos hacen sentir bien, y por eso se llaman las “hormonas del a felicidad”.

 

Pues bien, debes saber que tú puedes activar a estas hormonas cuando te lo propongas, incluso si estás triste.

Y esto lo puedes hacer de 2 maneras:

 

A-A TRAVÉS DE LOS PENSAMIENTOS: Como hemos comentado muchas veces en RetaTusLímites, los pensamientos son la base de todo porque inician la cadena Pensamientos-Emociones-Acciones-Hábitos-Resultados.

Aunque no es el objeto de este artículo, debes saber que solo podemos pensar unas cosa cada vez (si te pregunto que me digas el color de tu coche, y después que me digas hacia qué lado se abre tu nevera, me podrás responder primero a una cosa y luego a otra, pero no puedes pensar en las dos a la vez).

 

Controlando donde ponemos el foco de nuestros pensamientos dirigimos nuestra atención hacia aquello que queremos. Si te pido que me digas 3 cosas por las que estás profundamente agradecido ahora mismo, al enfocarte en esas cosas, aunque sea por un periodo breve de tiempo, no sentirás tristeza.

Dominar nuestros pensamientos lleva tiempo, dirigirlos hacia lo que nos interesa, lo que nos aporta los resultados que queremos y bienestar no es sencillo, lleva práctica. Pero es algo que te animamos a que investigues cuanto antes porque te puede cambiar la vida.

Como quizá todavía no dominas el dirigir tu atención hacia lo que quieres,  y  nunca hacia lo que no quieres,  intenta dejar de sentirte triste con  la siguiente técnica:

 

B-A TRAVÉS DE LA FISIOLOGÍA: Nuestra fisiología influye enormemente en cómo nos sentimos. Si te digo que me describas cómo es la apariencia física de una persona triste, todos pensamos más o menos en lo mismo. Una persona con poca energía, que habla despacio y bajo, los hombros los tiene hacia delante, la barbilla hacia abajo, anda despacio, cuando da la mano a alguien lo hace sin apenas ganas ni fuerza…

Ahora si te digo que me describas la apariencia de una persona eufórica, radiante de alegría, de confianza y de positividad, ¿Cómo sería?

Todos imaginamos a una persona pletórica de energía, con una gran sonrisa, la barbilla alta, los hombros hacia atrás, hablando en un tono firme, en voz alta, con pasión, que cuando anda lo hace rápidamente, con zancadas largas, o que cuando da la mano a alguien lo hace con fuerza.

 

Pues bien, se ha demostrando que cambiando tu fisiología, cambias la química de tu cuerpo.

 

Es decir, actuando como si estuvieras pletórico y contento, no podrás evitar sentirte un poco mejor.

 

 

 

Pruébalo. Aunque te cueste. Aunque te sea más cómodo estar sumido en tu tristeza. Vamos a hacer un pequeño experimento. Solo te pido un momento de esfuerzo:

 

¡Vamos a por ello!

Estira tu espalda. Echa los hombros hacia atrás. Levanta la barbilla. Respira hondo. Piensa en tu mejor versión. Piensa en la persona que te gustaría ser. Pon una sonrisa en tu cara. Vamos, una sonrisa más grande, nadie te está viendo. Cierra los puños con fuerza. Piensa en todo el potencial que tienes, potencial para ser, hacer y tener todo lo que quieras….si te dejas. Mantente así un rato. Piensa en algo que aprecies de ti mismo o de tu vida y mantenlo en tu mente durante unos segundos…..

 

¿Cómo te has sentido? ¿Has logrado dejar de pensar en tu tristeza aunque sea solo por un breve periodo de tiempo?

Si la respuesta es afirmativa, quiere decir que eres capaz de controlar tu estado de ánimo, aunque sea durante un periodo corto. TÚ tienes el control.

Recuerda lo que te digo siempre en esta web: tienes un potencial inimaginable, eres capaz de muchísimo más de lo que te crees. TÚ PUEDES.

 

 

 

2-ESCRIBE UN DIARIO

A muchas personas les sienta genial escribir un diario para expresar sus emociones. Al depositarlas en letras en unas hojas, parece que las sacamos de nuestro interior y nos desprendemos de una parte de la carga. Pruébalo.

 

3-ACTITUD

La actitud hacia la vida es una habilidad que se cultiva. Al final, cada día tú decides como vas a encarar ese día que tienes por delante: como una oportunidad, como un día glorioso en tu vida, como un regalo único que no se volverá a repetir y que por tanto tienes que exprimir al máximo…..

O como un día más, sin esforzarte, sin disfrutarlo, solo dejando pasar el tiempo.

Es una decisión que tenemos que hacer cada día que nos despertamos.

Una buena actitud, lo que llamamos una Actitud Mental Positiva, es la clave para disfrutar de una vida plena.

Presta atención a estos consejos que les funcionan muy bien a muchas personas cuando están tristes:

A-Ponte música alta. Tus canciones favoritas. Mueve tu cuerpo. No te quedes estático. Salta, grita, métete en la música como si no hubiera otra cosa.

B-Ayuda a una persona, aunque no te apetezca nada. Sé que cuando estás triste no tienes energía y lo último que quieres es pensar en los demás. Te apetece pensar en ti y en tu pena. Pero ahí está la belleza de este método. Si haces el esfuerzo para salir de ese estado, y ayudas a alguien, es imposible no sentirte mejor inmediatamente.

No tiene que ser una gran ayuda. A veces un simple gesto es suficiente. Pon el foco en buscar en qué puedes ayudar ahorma mismo a alguien. Los resultados te sorprenderán.

 

4- PROPÓSITO DE VIDA

Encontrar tu propósito de vida puede ser una de las cosas que más ilusión te produzcan, y más sentido dé a tu vida. Lee este artículo para encontrar tu propósito de vida.

Las personas que entienden su propósito, y tienen un objetivo claro, motivador y que producirá un impacto en su entorno, experimentan niveles de felicidad muchísimo más altos de lo normal. Pon tu foco en encontrar ese propósito porque es algo que te cambiará la vida.

 

 

 

5-COMARTIR TU EMOCIÓN CON SERES QUERIDOS

Finalmente hay personas que se encuentran mucho mejor cuando comparten sus emociones con personas con las que tienen confianza. Es como escribir en un diario. Se trata de soltar lastre, y sobre todo de experimentar comprensión.

No quiero que  asumas la identidad de una persona que siempre se queja, o que siempre está mal. Si te fijas, hay personas que siempre le están contando a todo el mundo lo mal que están.

 

Y por supuesto, estas personas se sienten escuchadas porque sus seres queridos les escuchan pacientemente. Y esta atención sienta bien. Pero al final acabas asumiendo una identidad de víctima que cansa a todo el mundo, y que no te lleva a ninguna parte más que a necesitar la autocompasión de los demás.

Si no eres así, entonces puntualmente sí te recomiendo hablar de tus problemas con personas de confianza. Pero mucho ojo con que se convierta en un hábito. En el momento que asumes el papel de víctima, es difícil salir de él. Y condena tu vida a no poder alcanzar nunca la realización y la felicidad.

 

Espero que con el material que te hemos proporcionado puedas trabajar en ti mismo o en ti misma, que es lo que necesitamos todos para conocernos mejor y enfrentarnos a los desafíos que nos presenta la vida.

 

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS


 

CAMBIEMOS EL MUNDO JUNTOS

¿Has entendido la diferencia entre estar triste y estar deprimido? ¿Has entendido que no debes juzgarte, y que tus emociones pueden estar indicándote algo importante? ¿Has probado las estrategias para intentar sentirte mejor?

Espero que este artículo te haya ayudado y que gracias a tu mentalidad, actitud, y persistencia puedas conseguir lo que más quiero para ti:

Que seas la mejor versión de ti mismo y alcances sueños y metas que no creías posibles.

CARLOS PÉREZ-TABERNERO: AUTOR DE ESTE ARTÍCULO
CARLOS PÉREZ-TABERNERO: AUTOR DE ESTE ARTÍCULO

Soy un apasionado del conocimiento. Trato de mejorar cada día para encontrar mi mejor versión. Después de unos comienzos difíciles, actualmente tengo varias empresas, soy inversor, formador y escritor. Padre de familia de 3 preciosos hijos, ahora me dedico a ayudar a las personas a transformar sus vidas como hice yo para que Descubran su potencial, Multipliquen sus ingresos, y Vivan una vida extraordinaria. Aquí puedes leer más sobre mi.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Send this to a friend